Mosaico del Rapto de Europa y las Cuatro Estaciones (Fernán Núñez)

Lugar/Procedencia: Fernán Núñez (Córdoba) 
Contexto Cultural: Cultura Romana
Conservado: Si 
Decoración: Figurativa
Posición: Pavimento 
Estado de conservación: Bueno
Técnica: Opus Tessellatum 
Colores: Policromía. Negro, blanco, gris, marrón claro y oscuro.
Dimensión mosaico: Largo: 1,05 m. Ancho: 1,55 m.
Dimensión de tesela: 1 cm. las del fondo y 0,50 las de las figuras.
Descripción: 
Dimensiones 
- Del busto del Invierno: (?) 0,92 x 0,92 m. 
- Del busto del Otoño: 0,74 x 0,74 m. - Del erote: 0,91 x 0,51 m. 
- Del mosaico con la representación de una ciudad: 0,93 x 0,55 m. 
- De la figura aislada: 0,88 x 0,54 m. A. García y Bellido entresacó de la descripción de Liñán una serie de datos sobre unos mosaicos aparecidos a comienzos de siglo en una finca, al sur de la capital de Córdoba, a los que añadió algún comentario de su cosecha. Dice así: “Conjunto de mosaicos hallados en agosto de 1906 en una posesión de los Duques de Fernán-Núñez. 
La ciudad hállase en la Provincia de Córdoba, al sur de la capital. Aparecieron en un lugar llamado Loma cuarta de Valdeconejos, a unos 1500 m. de la villa de Fernán-Núñez, y situados a la parte oriental de la misma. En la citada loma se encuentran numerosos fragmentos de mármoles de colores, vasos, ladrillos, trozos de distintos metales, cañerías, cimientos, fragmentos de pinturas parietarias, monedas y otros muchos objetos, acá y allá esparcidos. Lo más curioso de todo, son, sin duda alguna, los pavimentos de mosaico, de los cuales se han salvado los reproducidos en la lámina [en realidad las láminas, pues son cuatro las que reproduce] que formaba el piso de una habitación de 8,23 x 7,46 metros, dividido en nueve compartimentos de distinto asunto. De los cuatro cuadros que ocupaban las esquinas de la pieza, y debían representar las cuatro estaciones, sólo quedan el Otoño (Lám. 39 A) y el Invierno (?); su posición era a los extremos de la diagonal, habiéndose encontrado destruidos los otros dos, Primavera y Estío (?) (Liñán, 1907: 405). 
Uno de los laterales, inmediato al cuadro del Estío, se deshizo al intentar extraerlo... Representaba una matrona sorprendida en el lecho por un individuo, que parecía quererla forzar. Ella huye despavorida, vuelto el rostro a su enemigo, y con marcada expresión de enfado, completada por su resuelta actitud. Ambas figuras estaban desnudas. Sólo queda de este mosaico el Amorcillo. Trátase sin duda de un symplegmata, tan corriente en las pinturas pompeyanas y en grupos escultóricos. 
Sigue uno de los cuadros de las estaciones y, volviendo se encuentra el lugar de otro mosaico que ha destruido completamente la raíz de un olivo de los plantados sobre las ruinas, el de la Primavera, también destruido, y el representado por la figura 3.a que parece el rapto de Europa (Lám. 39C) y está seccionado en tres por las exigencias de extracción, llevada a cabo sin los precisos elementos, y que se verificó en trozos para no destruir el hallazgo totalmente” (Liñán, 1907: 406). 
En efecto, se ve a Europa cabalgando sobre el toro; va desnuda sin más vestimenta que el manto, el cual cubre su pierna izquierda y tremola a la espalda. Europa alza la mano derecha pasándola sobre su cabeza y coloca la izquierda en la cerviz del toro, informe y torpe. El desnudo de Europa está mejor logrado. A izquierda dos mujeres en pie, parecen gesticular asombradas del prodigio. Una descubre por entero su espalda y nalgas, la otra –oculta casi por entero tras la ya aludida– no deja ver sino su tronco y cabeza. A la derecha un Eros agitando un tyrsos o una especie de estandarte. Los tres grupos dejan proyectar unas sombras convencionales. No hay paisaje de fondo y las figuras se presentan aisladas. “En el centro está el señalado con el número 6, cuyo deterioro impide descifrar la leyenda griega que tiene, de arte bastante perfecto, especialmente la figura varonil, sentada, de gran expresión y correcto dibujo” (Liñán, 1907: 406). 
El fragmento, desgraciadamente, no permite hacerse una idea precisa de su composición y significado. 
Se ven dos figuras sentadas (Lám. 39 B), la del primer término envuelta en manto claro parece femenina. Siéntase en un banco macizo, prismático, y monta una pierna sobre la otra. No se percibe bien qué tuviera en sus manos, posadas sobre las rodillas. 
Por encima de ella se lee, en letras griegas, METOIIΩP. La otra figura, también sentada, viste manto oscuro en el cual se arropa y se emboza, como aterida de frío. Cubre su cabeza con un velo y avanza el tronco, contrastando con la figura pareja que lo tiene algo echado hacia atrás. El nombre de ella ha desaparecido por inoportuna rotura, pero quedan las letras finales que dicen MΩN. 
El fondo es igualmente neutro, sin nada que lo anime. Encima se ve una figura, también sentada. Estas son las figuras que Liñán describe en texto que hemos copiado puntualmente y al que hemos hecho unas glosas para su mejor entendimiento. 
Pero el autor reproduce tres figuras más aisladas, a las cuales no alude en su escrito. La primera preséntanos, de nuevo, otra mujer sentada, semidesnuda, con algo en la mano que no se precisa bien (Lám. 40 A); la segunda repite el conocido tipo de la Antiócheia del Orontes y tiene bajo sus pies una figura masculina barbada que ha de ser la imagen de un río (Lám. 40 B). 
Es posible, efectivamente, fuera la figura de Antiócheia, en cuyo caso sería lícito pensar que las demás figuras femeninas sentadas eran representaciones de otras tantas ciudades asiáticas. En cuanto a la tercera efigie un Eros volando portador del arco, haz de flechas y carcaj (Lám. 41). La distribución es estos fragmentos de mosaico en el pavimento debió de ser aproximadamente la que da nuestra figura que hemos hecho según el esquema publicado por Liñán (1907: 406). 
Este añade después: 
“Además de los mosaicos reseñados, se han descubierto trozos interesantísimos de otros en figuras geométricas, de los que no se han sacado reproducciones fotográficas. Estos fueron hallados en el pago denominado Hazas de la Villa. '
Encima de uno de ellos se recogieron una lamparilla de barro cocido, clavos y una punta de flecha” (Liñán, 1907: 408). 
“De nada de ello tengo” otra noticia.
“Separados de los mosaicos por gruesos sillares, que por su forma y colocación parecen cimientos de las columnas del edificio, se encontraron pavimentos rectangulares, en los que alternaban losas de mármol blanco con pizarra negra. 
Las distintas piezas estaban comunicadas por cañerías que atravesaban el espesor de los muros, confluyendo todas en un conducto mayor,  que vertía a una vasta alberca de hormigón durísimo... 
Se encuentran perfectamente determinadas las plantas de las habitaciones, cuyos pavimentas han sido deshechos con las labores a que aquellos terrenos se dedican. Hace años se extrajeron de este lugar columnas estriadas, capiteles, tuberías de plomo... ladrillos con inscripciones y otros objetos; lo aprovechable está mezclado con los materiales modernos en las construcciones que en la villa se realizaron por la época. 
Y en el corriente de 1907, no hace muchos días se ha descubierto un vaso de vidrio acaramelado, un candil de arcilla común y un vaso de barro rojo finísimo (pátera a juzgar por el diseño que me han enviado), en cuyo fondo tiene la marca de alfarero OFCANI”” (Liñán, 1907: 408 citado en Blázquez, 1981: 50-52, 54).
Materia/Soporte: Mármol, piedra caliza y pasta vítrea. Teselas.
Histórico: Este pavimento musivo fue descubierto a comienzos de siglo XX y formaba parte de un gran mosaico procedente 
de una villa situada al sur de la ciudad de Córdoba.
Iconografía: Se representa en este mosaico la escena del Rapto de Europa por Júpiter. En el centro del mosaico Europa, hija de Agenor, rey de Tiro, sobre el toro se sujeta a uno de sus cuernos con la mano izquierda, el brazo derecho está levantado, lo que deja ver con mayor claridad la capa que lleva sobre el hombro y la espalda. A su derecha dos jóvenes compañeras de Europa contemplan la escena. A la izquierda hay un Eros llevando una antorcha en la mano. Así, Europa es llevada a Creta donde Zeus se une a ella y se convierte en madre de tres hijos varones. Asterio el rey de Creta la toma como esposa y se convierte en el padre de los hijos de Zeus. La forma ovalada de la cara, el tratamiento de los ojos, de la nariz y de la boca en las imágenes de  las estaciones (Lám. 39 A), se parece mucho a la de las caras de los hijos de Nicornedes en el mosaico de Pedrosa de la Vega (Palol, «Los dos mosaicos hispanos de Aquiles: el de Pedrosa de la Vega y el de Santisteban del Puerto», 
La mosaïque grécoromaine, II, 227 ss., lám. LXXXVIII, E) fechado a finales del siglo IV o a los rostros de ciertos mosaicos antioqueños, como los de la Casa de Ge y de las Estaciones (Levi, op. cit., 346 ss., lám. CLIXI) o a la de Dionysos de Efeso, datado entre los años 440-450 (Jobst, op. cit., 99 ss., fig. 176, 180-183) o a algunos rostros de los mosaicos del Museo de Hama, del último cuarto del siglo IV (Balty, op. cit., 94 ss., figs. 42-43). La escena amorosa cordobesa, a la que alude Liñán, debe ser del tipo de las representadas en Pompeya (Schefold, Vergessene Pompei, Múnich, 1962, fig. 159, 1), o de la de Apolo y Daphne en una pintura pompeyana (Schefold, op. cit., lám. 40), o de las escenas galantes en la Sollertiana Domus de Thysdrus (Foucher, Découvertes archéologiques à Thysdrus 1961, 23, lám. XXV a-d, de época severiana), más bien que del de las escenas del conocido tipo pompeyano (Kraus y Matt, op. cit., figs. 217-218; Grant, Eros à Pompei, Milán 1974, 33, 36, 52, 63, 96-99, 144-145, 147-165; Mercadé, Art et Amor. Etrusker und Römer, Múnich 1979, passim). Estas composiciones amorosas remontan a grupos escultóricos de fin del Helenismo, como los de hermafrodita y sátiro, del Museo de Dresden, o de sátiro y ninfa de Roma (Bieber, op. cit., 146 ss., figs. 626-627), obra atribuida sin mucho fundamento a Kephisodotos, el hijo de Praxíteles. 
El rapto de Europa es tema frecuente en mosaicos y aparece ya en la pintura pompeyana a comienzos del siglo I (Schefold, Pompejanische Malerei Sinn-und Scheingeschichte, Basel 1952, fig. 18; Idem, Vergessenes pompeji, fig. 184, 2), en la villa romana de Corinto en Esparta; en esta última acompañada de erotes, como en el mosaico cordobés (Waywell, op. cit., 313 ss., fig. 17, 41), y en Djemila (Leschi, Dejemila. Antique Cuicul, Argelia 1953, 59, fig. 44; Blanchard y Lemée, Maisons à mosaïques du quartier central à Djemila [Cuicul], 1975, 143 ss., lám. XXXV, con paralelos). 
La última autora (notas 28-31, 33), cita con el mismo motivo los siguientes ejemplos en pintura: 
Casa Dorada, tumba de los Nasonii y Pompeya. Mosaicos romanos: Palestina, Roma y Tsarkoïe Selo; mosaicos africanos: 
Uthina, la casa de los Laberii y el pavimento de los amores de Júpiter de Ouled-Agla, del Museo de Argel. 
En ambos el toro es blanco, como en el ejemplar de Córdoba; otros ejemplares que menciona la autora son: 
Mikbr Thala, en el Museo de Argel, de época de Juliano, Thysdrus y Arlés, Naix, Halicarnaso, Antioquía, Corinto, Salzburgo, Biblos y Anfípolis, igualmente rodeado de dos puttti, Lullingstone Villa, de Kent (Toynbee, op. cit., 200, fig. 229) del siglo IV, también entre dos erotes; más importante como paralelo próximo al mosaico bético, es un mosaico itálico, hoy en el palacio de Catalina II de Rusia en Tsarkoe Selo; en esta pieza igualmente un erote lleva  una antorcha y Europa sujeta una de las orejas del toro. Se fecha este último mosaico en época de los Antoninos. Esta composición  se encuentra también en Antioquía (Levi, op. cit., 169 ss., con paralelos, lám. XXXV b). El tema del rapto de Europa es frecuente  en mosaicos africanos (Saïda Ben Mansour Besrour, «La mosaïque d 'Europa de la maison des Laberii», Ant. Afr. 14, 1979, 197 ss.); Oudna y Cartago en Túnez. 
El del El Jem ha desaparecido y el de Thina es dudoso. Argelia ha dado tres pavimentos: Mrikeb-Thala, Ouled Agla, Djemila). 
El tema del rapto de Europa era conocido de antiguo en Hispania, pues aparece en un semis de Cástulo (Guadán, Numismática ibética e íberoromana, Madrid 1969, 182, lám. 15, n. 148; Villaronga, Numismática antigua de Hispania, Barcelona, 1979, 231, fig. 835). El tema aparece después en monedas de Sidón de época de Heliogábalo (Tessop y Trell, Coins and their Cities, Londres 1977, 156, fig. 277) y en Cástulo, ciudad fuertemente semitizada (Villaronga, op. cit., lám. XXIV 41) podía tener idéntico sentido.  Hispania ha dado algunas representaciones del rapto de Europa, como la de un mosaico con los amores de Zeus, conservado en la casa de la Condesa de Lebrija en Sevilla (Blanco, Mosaicos romanos de Itálica 1, 26, lám. 1, 3 b, 5 a) fechado en la segunda mitad del siglo II. Aquí Europa, de pie, sujeta al toro por un cuerno. Una segunda pieza procede de Mérida (Blanco, Mosaicos romanos de Mérida, 29, lám. 5) del siglo Il. También se parece mucho el toro del mosaico cordobés, en cuanto a la forma de la cabeza, con los cuernos en forma de luna, y de las patas traseras, así como el rostro de Europa, a un grupo en mosaico del British Museum (Hinks, op. cit., 140, fig. 157, EAA III,  542 ss.). La cabeza del toro pertenece al mismo tipo que la de un toro marino de la Domus dei Dioscuri de Ostia, de la segunda mitad  del siglo IV (Becatti, op. cit., IV, lám. CLI). 
Idéntica cabeza del toro y pezuñas se documentan en el rapto de Europa de un mosaico de Biblos de finales del siglo III o de comienzos del siglo IV (Chéhab, op. cit., 16, lám. V) y en un mosaico de Dueñas (Palencia) con toro marino. El tema del rapto de Europa gozó de una gran aceptación en el mundo clásico; baste recordar que aparece, entre otros muchos testimonios que se podían aducir, en metopas de Selinunte y del tesoro de los sicionios y en una hidria caeretana, hoy en el Museo  de Villa Giulia en Roma. El grupo cordobés con imagen de una ciudad seguiría el modelo de la personificación de la ciudad, que hizo Eutychides de Sición en torno al 300 a.C. con la representación del Orontes (PAUS. VI, 2, 7), estatua que fue copiada muchas veces  y que inspiró muchas representaciones de ciudades. Fue copiada, también sobre monedas; la más antigua fue acuñada por Tigranes  de Armenia (83-69 a.C.), y en ella la ciudad está sentada sobre una roca, y el Orontes tiene los brazos extendidos, todo como en el mosaico cordobés (EAA I, 428, fig. 579; Toynbee, The Hadrianic Scbool. A chapter in the History of Greek Art, Cambridge 1934, 130 ss.; Bieber, op. cit., 40, fig. 102). Es idéntica la colocación de los brazos, dirección del rostro y de las piernas, una más elevada que otra en Antioquía y de un brazo de la personificación del Orontes al mosaico cordobés. 
El río a los pies es idéntico al del cuadro de Hylas en el Museo Arqueológico de Sevilla (Blanco, Mosaicos romanos de Itálica 1, 30 ss., láms. 17-18, de principios del siglo III). (Liñán, «Los mosaicos de Fernán Núñez», RABM 16, 1907, 408 ss.; Saraza, Por tierras de Andalucía. La provincia de CórdobaCórdoba, 1935, 216 ss.; Diccionario Espasa Calpe, t. 23, 745).
Epigrafía: No.
Cronología: s.III d.C.
Clasificación Iconclass: 23F61(+6) year divided into six seasons ~ landscapes (first series) (+ ways of representing seasons
and months) 25F animals 3 Human Being, Man in General 41C652 vegetables 9 Classical Mythology and Ancient History
(Mitología Clásica) 9 Classical Mythology and Ancient History (Mitología Clásica) 92B1218 Jupiter, usually in the shape of a white
bull, abducts Europa and carries her across the water
Tesauro AAT: 
Antiguo tardío. IDENTIFICADOR EN GETTY: 300020666 TIPO DE ELEMENTO: Concepto CÓDIGO JERÁRQUICO: 
-- Estilos y Periodos (F.FL) 
Arte figurativo. IDENTIFICADOR EN GETTY: 300056499 TIPO DE ELEMENTO: Concepto CÓDIGO JERÁRQUICO: 
-- Conceptos Asociados (B.BM) 
Mitología. IDENTIFICADOR EN GETTY: 300055985 TIPO DE ELEMENTO: Concepto CÓDIGO JERÁRQUICO: 
-- Conceptos Asociados (B.BM) 
Material vegetal. IDENTIFICADOR EN GETTY: 300124117 TIPO DE ELEMENTO: Concepto CÓDIGO JERÁRQUICO: 
-- Materiales (M.MT) 
Fauna. IDENTIFICADOR EN GETTY: 300310150 TIPO DE ELEMENTO: Concepto CÓDIGO JERÁRQUICO: 
-- Desconocido -- 
Natura. IDENTIFICADOR EN GETTY: 300179372 TIPO DE ELEMENTO: Concepto CÓDIGO JERÁRQUICO: 
-- Conceptos Asociados (B.BM)
Tesauro TAA
Antiguo tardío. IDENTIFICADOR EN TAA: 6384 
Arte figurativo. IDENTIFICADOR EN TAA: 16350 
Mitología. IDENTIFICADOR EN TAA: 16171 
Material vegetal. IDENTIFICADOR EN TAA: 24867 
Fauna. IDENTIFICADOR EN TAA: 33018
Natura. IDENTIFICADOR EN TAA: 16152
Observaciones: Restauraciones modernas en el cuerpo de Europa y de Eros. Ubicación: M.A.N. 
(Museo Arqueológico Nacional de Madrid).
Temas:
Fauna 
Figura humana 
Mitología 
Naturaleza 
Vegetal
Iconos:
Agenor 
animal 
antorcha 
Asterio
brazo levantado 
busto del Invierno 
capa 
Creta
Cuatro Estaciones 
cuerno 
desnudo 
Eros
Erote 
estación del año 
Europa 
fauna
figura femenina 
figura humana 
figura masculina 
hijo
Invierno 
joven 
Júpiter 
mito
Otoño 
Primavera 
Rapto de Europa 
semidesnudo
Tiro 
toro 
vegetal 
Verano
Zeus

Bibliografía:
Blázquez, J.M. (1981) Mosaicos romano de Córdoba, Jaén y Málaga. Corpus de Mosaicos de España. III. Madrid: CSIC, pp. 50-52, 54. Liñán, N.J. de. (1907) Los mosaicos de Fernán Núñez. 408 ss. 
Sarazá, A. (1935) Por tierras de Andalucía. La provincia de Córdoba. 216 ss. 
Serrano, E. y Rodríguez, P. (1976) “La villa de Puerta Oscura (Málaga)”, Jábega 10, 66 ss.