MONDRAGONES
Villa
Descripción: La villa conserva algunos mosaicos y buena parte de los elementos que configuraban estos espacios, como las estructuras de un molino de la época que se sitúa como una de las piezas más valiosas del conjunto. En primer lugar nos encontramos ante un asentamiento de planta muy regular y compacta ya que se han podido delimitar al menos dos de sus muros de cierre, con una fachada y acceso por el sur y otra por el oeste. Interiormente, y siguiendo el eje suroeste-noreste, existe un vial o calle que divide en dos la finca. 
En la zona más oriental se concentran espacios artesanales y en la occidental la mayor parte de los edificios. 
Destaca la existencia de una gran molino de aceite que tras su excavación se nos presenta como un magnífico ejemplo en el que se identifican sus partes más singulares, como son el torcularium que es la zona de prensado, la cella oleariao almacén con depósitos para el aceite y su decantado, y el tabulatum, o espacio destinado al almacenamiento y  tratamiento de la aceituna de forma previa a su manipulación para obtener el aceite. Es especialmente llamativo que en este yacimiento las zonas de prensado, o arae, son -a diferencia de los conocidos en la Vega de Granada- de piedra de Sierra Elvira y no de ladrillo, evitando de esta forma que el aceite fuera absorbido por la cerámica.  Están circundadas por un canal que termina en un conducto, también de piedra, que vierte por medio de una gárgola en la cella olearia. Consta de cuatro prensas, lo cual nos indica el elevado nivel 
de producción que tuvo dicha villa, pues las conocidas hasta ahora son de una o dos. En el extremo norte se excavó parte de la casa del propietario, o al menos algunas de sus dependencias. El molino y la domus quedaban separados por un espacio abierto, a modo de plaza, para aislar y separar las zonas domésticas de las de producción, evitando los ruidos y olores, siempre molestos. 
La vivienda responde al tipo de casa con peristilo, es decir, con patio central rodeado de columnas, si bien estas últimas ya habían desaparecido en su totalidad, probablemente objeto de expolio tras el abandono del asentamiento. El patio central tiene un estanque rectangular en el centro con exedras en el centro de cada uno de sus lados. Originalmente fue diseñado como un jardín con dos zonas de cultivo diferenciadas, manteniendo esa estructura de exedras, si bien en un momento más tardío, en torno al siglo IV d.C., se transformó en un estanque con fuente en el interior. A este mismo momento pertenece la dotación de mosaicos en las estancias principales.
Cronología: La villa romana de Los Mondragones es un yacimiento arqueológico inédito aparecido recientemente en Granada y que permite estudiar la estructura y funcionamiento sincrónico y diacrónico de una villa romana desde el siglo I d.C. hasta el siglo VII d.C., aportando datos relevantes para el conocimiento del ager de la antigua ciudad de Iliberis (Rodríguez, García, Rodríguez y Pérez, 2013-2014: 475). Se trata de una villa periurbana con una arco cronológico muy extenso, desde el siglo I d.C. hasta el siglo VII d.C. (Rodríguez, García, Rodríguez y Pérez, 2013-2014: 476).
Contexto Cultural: Cultura Romana 
Periodo: Tardoantiguo
Histórico: La distribución de villae por el ager iliberritanus a falta de un estudio en profundidad, ha sido apuntado hipotéticamente 
como parte de una centuriación del territorio más próximo a la ciudad (Adroher y López, 2001: 201). Todos estos yacimientos muestran como denominador común la presencia de elementos constructivos asociados a la producción de aceite (Sánchez, 2013) que, en algunos casos, se relacionan directamente a la pars urbana del conjunto. La mayor parte de estos yacimientos tienen una vida productiva centrada entre los siglos I d.C. y III-IV d.C., momento en que experimentan un fuerte desarrollo, para ser abandonados a partir del siglo V d.C. (Rodríguez, García, Rodríguez y Pérez, 2013-2014: 480).
Coordenadas: 
-3.47204700 E 
37.21941200 N