CARDÍLIO
Villa urbana
Descripción: Situada a unos 3 km. de Torres Novas fue descubierta por el encargado de las excavaciones Afonso Hall, a partir de 1962. Estas excavaciones han revelado entre otros, un suelo adornado con diferentes patrones de teselas perteneciente a una antigua granja romana que se compone de tres elementos principales: entrada, peristilo y exedra. En 1984 las excavaciones pusieron al descubierto un conducto y restos de paredes antes de la construcción de la villa.
Cronología: Datados por Bairrão Oleiro a finales del s. II, primer cuarto del s. III. De los conjuntos de mosaicos conocidos, por ejemplo en Hispania, que pueden permitir una datación más precisa para los mosaicos de la Villa Cardílio son las villae de Los Quintanares (CME VI, 13-37, estampa 1 -12) y de Santervás del Burgo (CME VI, 38-50, estampa 13-22).
Contexto Cultural: Cultura Romana 
Periodo: Tardoantiguo
Histórico: 
TIPOS DE SISTEMAS EN LOS MOSAICOS GEOMÉTRICOS DE LA VILLA. 
a) Sistema de cuadrícula simple.
Constituyendo el punto de partida para la utilización de sistemas más complejos, el sistema de cuadrícula simple fue usado con bastante frecuencia como sistema de ordenamiento decorativo tomado individualmente. 
Su simplicidad permitía una multiplicidad de opciones para la decoración individual de cada cuadrado, ya sea mediante la utilización de la propia red de base como único elemento de decoración o utilizando cada cuadrado como espacio de decoración, aunque sea a través de la utilización primaria del sistema como simples redes para una decoración más compleja. En villa Cardílio encontramos dos ejemplos de este sistema, ambos usados para una composición de superficie (Duran, 2008: 62-63). 
b) Sistema de cuadrícula simple en ordenamiento diagonal (Duran, fig. 2. Tapete D, 2008: 63). 
Para la colocación del pavimento el cálculo del esquema geométrico fue hecho de forma que permitiera una utilización correcta del propio sistema geométrico como elemento de decoración: la simplicidad aparente de la composición exigía una adaptación perfecta de los diferentes módulos utilizados en la superficie a decorar. Desde el punto de vista de la calidad de ejecución, este mosaico presenta un trazado de líneas muy claro, tanto en la red de base como en los motivos (Duran, 2008: 63). 
c) Sistema de cuadrícula simple colocada ortogonalmente (Duran, fig. 3, Tapete F, 2008: 64).
Igual que lo comentado para el tapete D, la red geométrica fue aplicada a la superficie a decorar de forma que permitiera –al menos de largo del pavimento– la ejecución completa de los motivos previstos. El cálculo de la unidad de base de este esquema –el cuadrado– permite verificar que fue utilizada la misma red para ambos tapetes, tomando como base un cuadrado de 20 cm. de lado (Duran, 2008: 64). La composición del tapete F se caracteriza por una fuerte policromía conseguida mediante el recurso de los contrastes de color, haciendo énfasis en el carácter de tapete uniforme. En este pavimento, al contrario que sucede en el tapete D, el esquema geométrico 
de la decoración no es fácilmente visible. A pesar de que la red de base sea muy simple, este sistema geométrico permite un ordenamiento de los diferentes elementos de la decoración de forma que constituyen una composición llena de movimiento, que permite una lectura diferenciada. Siguiendo el elemento de decoración considerado como básico pueden identificarse estrellas de cuatro puntas formadas por los triángulos inscritos en los lados de los cuadrados o las formadas por los rombos y triángulos inscritos. Los octógonos son tratados como emblemata inscritos en el tapete, un papel subrayado aun más por una decoración relativamente simple de las formas geométricas. A nivel de color desaparece el blanco como paño de fondo, integrado aquí como elemento de la composición. El recurso de línea doble para delimitar las diferentes figuras geométricas y la línea dentada como elemento de la decoración interna de las pastillas y círculos refuerza aún más las diferentes posibilidades de lectura (Duran, 2008: 65). 
d) Sistemas circulares. Sistema de círculos tangentes colocado ortogonalmente (Duran, fig. 4, Tapete J, 2008: 64). 
Este tipo de ordenamiento de la superficie a decorar fue uno de los primeros  en ser utilizados por los mosaicistas de la Antigüedad, habiéndonos llegado algunos ejemplos de ello en Pompeya. En Hispania el sistema circular fue frecuentemente utilizado para decorar pavimentos musivos, en superficie, bajo la forma de composición central, un círculo central, semicírculos circundantes y cuartos de círculos en las esquinas de la composición. 
El esquema geométrico es el comienzo, utilizando como elemento integrante y determinante de la propia composición, siendo aún subrayado por una línea –a semejanza de lo que se hizo en el tapete F– por una línea dentada, introductora de un movimiento repetitivo alternante con los diferentes matices de color. 
Además, el mosaico combina motivos geométricos con motivos florales, introducidos individualmente y únicamente en los triángulos delimitando externamente la composición. El pavimento es de una policromía muy acentuada. El blanco asume un papel relevante en la composición para delinear o hasta subrayar las figuras geométricas. También aquí encontramos el concepto de pavimento de mosaico como tapete que cubre por completo el suelo de la sala (Duran, 2008: 65). 
- Sistema de círculos secantes colocados ortogonalmente (Duran, fig. 5, Tapete A, 2008: 66). 
El esquema escogido fue ejecutado en un estilo bastante rico en policromía, aun teniendo solo los cuatro colores básicos: blanco, negro, rojo, amarillo (Duran, 2008: 66). 
- Sistema de círculos. Siendo construido a partir del sistema de círculos tangentes este sistema de ordenamiento de la superficie es construido a partir de una división en un sistema de cuadrícula simple colocado ortogonalmente. La adaptación del esquema geométrico a la superficie a decorar exigió el recurso de una red diferente a la utilizada para el tapete anterior. Se recoge una red de cuadrados de 30 cm. de lado. 
El lado sur tuvo que sufrir un tratamiento diferente al dado a los otros tres lados del mosaico. 
El aspecto decorativo y la policromía tienen un papel relevante en la composición del tapete B; tiene una fuerte diversidad reflejada en el elevado número de motivos diferentes escogidos para llenar los cuadrados (es interesante el motivo de las dos elipses sobrepuestas que aparece por primera vez aquí, pudiendo ser interpretado, a primera vista, como una forma de nudo de Salomón fuselado 
– Répertoire 25, Nr. 56).  El elemento decorativo dominante en este tapete es sin duda el sogueado, que asume el papel de moldura del espacio decorativo (Duran, 2008: 66). 
e) Trama de franjas cruzadas. 
Formada por bandas que se cruzan formando entre ellas cuadrados más o menos grandes, destinados a recibir el motivo decorativo. Tratándose de un tipo de ordenamiento imitativo del techo, el efecto de profundidad, depende en gran parte de la ejecución estilística de la composición. Este sistema como cobertura en superficie puede ser colocado diagonal u ortogonalmente. En la Villa Cardílio existen tres pavimentos ordenados según este esquema geométrico (Duran, 2008: 67). 
- Trama de franjas cruzadas colocadas ortogonalmente. 
- Trama de franjas cruzadas. 
- Sistema de estrellas de rombos – Mosaico G (Duran, 2008: 69). 
- Sistema de octógonos (Duran, 2008: 70). 
Es interesante verificar que un sistema relativamente poco utilizada la decoración de pavimentos en Portugal, como el sistema de octógonos, es utilizado en la Casa de los Repuxos tanta en una versión meramente geométrica o fitomórfica (mosaico nº 8) de encuadramiento de composiciones.
Coordenadas:
-8.52800900 E 
39.45296200 N

Maqueta de la villa romana de Cardílio
Maqueta de la villa romana de Cardílio.